Entrevistes

“Me duelen especialmente las personas mayores o dependientes encerradas en sus casas por no tener accesibilidad en su vivienda”

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Entrevista con Arturo Portela, presidente honorífico de Sumem, entidad que organiza la sexta marcha por la accesibilidad universal de l’Hospitalet de Llobregat este domingo, 13 de junio, con salida a las 12 de la mañana desde la estatua de l’Acollidora de la Rambla Just Oliveras. Portela, quien dejó la presidencia de la entidad el pasado mes de  febrero, dentro del relevo de la Junta Directiva de la asociación, repasa sus más de siete años de activismo local por los derechos de las personas con diversidad funcional. 

Hace algo más de siete años, Arturo Portela se propuso montar una asociación que luchara por los derechos de las personas con necesidades diversas de la ciudad de l’Hospitalet. Ahora sabe que eso que engloba todas sus batallas por mejorar la vida de las personas y por lo que se animó a fundar Sumem se llama accesibilidad universal. “Le llamamos Sumem porque eso era lo que buscábamos y buscamos. Sumar entre todas para mejorar la vida de muchas personas en l’Hospitalet”, explica Arturo Portela.

Entonces, hace más de siete años, Arturo quiso crear una asociación que reuniera a familiares y personas con cualquier tipo de discapacidad, se decía entonces. Personas con realidades diversas, invisibles en demasiadas ocasiones para instituciones y para el conjunto de la sociedad. Discriminadas por no encajar en el estándar hegemónico de cómo nos comunicamos, cómo nos movemos, cómo nos sentimos el común de los mortales. Aunque sea mentira. Aunque cada una tengamos nuestra propia particularidad.  

Arturo Portela, presidente honorífico de Sumem l’Hospitalet. Foto: Bibian Escudero

Sumem nació y sigue trabajando para visibilizar, empoderar y exigir el cumplimiento de los derechos de las personas que se mueven por la ciudad con sillas de ruedas, con taca-taca o con un bastón siguiendo las guías labradas en el suelo para orientar a quien no ve y para quienes su paseo se convierte en una gymkhama para sortear las motos, carteles publicitarios, terrazas, sacos de runa y todo tipo de barreras en la vía pública. Personas que sufren con los petardos en San Joan o que necesitan acceder a la información a otro ritmo, con otras palabras más sencillas. Personas, mayores o dependientes, que se quedan encerradas en un sexto piso sin ascensor, sin poder bajar a pasear, respirar, charlar con las vecinas. Personas invidentes que van a la oficina de l’OAC, Hacienda, Correos o la comisaría y no tienen avisos sonoros de su cita. Personas con problemas de audición sin interpretación en lengua de signos en la cultura, la retransmisión de los plenos municipales, los actos públicos. 

Sumem ha sido punta de lanza en batallas como exigir que se respeten, por los vecinos y vecinas de l’Hospitalet, las plazas de aparcamiento reservadas para personas con movilidad reducida, la reivindicación contra el mal uso de las bicicletas compartidas Mobike que se quedaban aparcadas en mitad de la calle. También, en recordar y pedir a administraciones, como el ayuntamiento, pero también al comercio local o a las comunidades de vecinos que “es su obligación, por ley, eliminar esos peldaños de la puerta de entrada, ampliar el tamaño de los accesos, poner ascensor siempre que se pueda. Es que afecta directamente a la vida de mucha gente. Todas podemos vernos así por edad, por un accidente, una enfermedad”, dice Arturlo Portela. Otra de las grandes reivindicaciones encabezadas por Sumem, especialmente por alguno de los nuevos miembros de la junta directiva de la entidad, es la lucha por unos parques infantiles accesibles universalmente, no excluyentes. “No queremos un parque para peques con necesidades especiales, queremos que todos los parques infantiles sean accesibles para todas”, suelen explicar.

Pero Sumem no sólo se ha centrado en estar y en reivindicar en todos aquellos foros donde se habla de diversidad funcional, institucionales o no, como la Taula del Tercer Sector gestionada por el ayuntamiento de l’Hospitalet, y  de la que han entrado y salido por desavenencias o frustraciones. También organizan actividades lúdico-culturales totalmente inclusivas o accesibles. Entre ellas: talleres de yoga inclusivo o un concurso de baile libre. Como evento estrella: la marcha por la accesibilidad universal que este domingo 13 de junio cumple su sexta edición, después de una edición online por la Covid-19 el año pasado.     

La asociación Sumem ha ido creciendo y madurando al ritmo de su impulsor y ahora presidente honorífico, Arturo Portela. “Empecé muy radical, he ido aprendiendo muchas cosas. He tenido que enfrentarme a la frustración y las decepciones, pero lo bueno supera siempre a lo malo en el balance de todos estos años. También se hacen muchos sacrificios, mucho tiempo que no puedes pasar con la familia”, explica emocionado a Districte7 y añade: “y que me perdone a quien haya defraudado”. 

Arturo Portela ha dejado la presidencia de Sumem después de más de 7 años Foto: Bibian Escudero

Arturo ha dejado mucho de su vida  en Sumem. Por eso no podía dejar la presidencia de la entidad, ahora a cargo de Albert Biscarri, e irse sin más. Ahora es presidente honorífico. Tendrá menos responsabilidades y podrá descansar más. Pero seguirá vinculado a Sumem, como no podría ser de otra manera.  En la web de Sumem así consta la decisión de la asamblea: “Se propuso a Arturo Portela ser Presidente Honorífico y por votación unánime se hace saber que Arturo Portela Fraguela es y será por siempre Presidente Honorífico, Fundador y Padre de Sumem con mucho gusto y Amor por parte de tod@s”.

Me voy super feliz y tranquilo porque creo que ahora se habla más que nunca en l’Hospitalet sobre la accesibilidad universal, porque he conocido a mucha gente maravillosa de la ciudad, activistas y comprometidas en muchos temas y porque dejo un equipazo al frente de la asociación: Albert, Óscar, David, Ramón, Susana… son todos increíbles. He aprendido mucho con ellos y ellas y sigo aprendiendo”.   

Quien conoce a Arturo de cerca sabe que es de esas personas que siempre dejan impronta. Alegre, cariñoso, entregado, tozudo. Bailón, peleón, transparente. No era raro verle, antes de la pandemia, rodeado de señoras septuagenarias y octogenarias en taca-taca o silla de ruedas comiendo o tomando café en una terraza de Sant Josep. “Con  las chicas de oro”, como le gusta decir a él. Despedir a un par de estas mujeres y socias de Sumem durante el último año ha sido un palo más de la pandemia. “Sin duda lo más duro, aunque siguen muy presentes y me siento muy afortunado de haberlas conocido y compartido tiempo con ellas”.

 A la pregunta ¿Cuál es según tu opinión la principipal barrera a la accesibilidad o la mayor discriminación actualmente en l’Hospitalet para las personas con diversidad funcional? Arturo suspira: “Son muchas. Es difícil. Pero a mí me duelen especialmente las personas mayores o dependientes que se tienen que quedar encerradas en casa por no tener un ascensor o accesibilidad en su vivienda. Son muchas personas las que viven así en l’Hospitalet y es muy duro. Además, si eres mujer, la discriminación es el doble. También es una cuestión de clase social. Las necesidades de personas con discapacidad cuestan mucho dinero. Por eso me he emocionado mucho cuando hemos podido entregar una silla de ruedas a una personas sin recursos, por ejemplo”.   

A lo largo de estos siete años y medio, Arturo, gracias, en gran parte a su talante, a la constancia en el trabajo, a la humildad en el aprendizaje propio y a ir forjando un discurso firme en las reivindicaciones básicas para las personas con diversidad funcional ha hecho posible que Sumem convoque esta sexta marcha por la accesibilidad universal y consiga el apoyo de hasta 21 entidades y 12 empresas colaboradoras. 

“Creo que esta va a ser la marcha más potente que hemos organizado. Nos dan apoyo entidades muy grandes y otras locales. Habrá sorpresas. Pero lo que verdaderamente me hace sentir orgulloso es que estarán representados colectivos muy diversos y que hemos tenido en cuenta muchas cosas para garantizar la accesibilidad en esta convocatoria”. Sumem ha difundido un cartel de esta macha accesible para personas con discapacidad visual o con interpretación en lengua de signos. “Hasta hemos pensado en no provocar ruidos que alteren a personas con autismo u otras sensibilidades”, concluye Arturo.  

Contacta amb nostres

hola@districte7.cat